IV Censo de aves de la Alpujarra desde la Alquería de Morayma

El pasado 16 de abril resultó ser un maravilloso día de primavera en la Alpujarra.

Siete participantes comenzamos el camino circular por las viñas de la Alquería entre encinas cargadas de flores. Jaras y cantuesos nos daban la clave de tierras básicas o ácidas.

En esta IV Jornada fuimos sorprendidos por 45 especies diferentes de aves, además de numerosas y variadas horquídeas, huellas de garduñas (mayores en Sierra Nevada al alimentarse de conejos) e incluso una hermosa pareja de lagartos ocelados.

Entre otros pudimos observar al gorrión chillón que anida en los taludes y a veces en los nidos de los abejarucos, el escribano cerillo y montesino e incluso el alcaudón. Pero las aves de la jornada fueron la collalba gris y la rubia (quedamos empatados en la votación).

La rambla de Albáyar iba repleta de agua, de amarillas genistas y tarajes en flor. Fué en este lugar donde pudimos presenciar la emocionante escena de la jornada: el zorzal charlo atacando al alcón peregrino.

Tres roqueros solitarios, siete alcaudón común, muchísimos verderones y dos picogordos nos sorprendieron entre hermosos espinos blancos que como linternas del bosque nos hicieron para para recolectar sus beneficiosas flores de la alegría.

Por último, atravesando el caudaloso río Guadalfeo (este año llevan ya caidos 646 l/m2 según la estación metereológica de la Alquería), nos adentramos en el bosquecillo de fresnos de gran porte camino de la Alquería hasta llegar a la explanada del bar donde nos despide el águila real volando a lo lejos.

 

Be Sociable, Share!

Diseño y programación: CalixSierra, Contenidos: Carmen Leal, Fotografía: Paloma Brinkmman y Mariano Cruz, Traducción: Miranda Ravetto. Política de calidad