Estaciones

Podemos ver los datos climáticos (últimos registrados y datos históricos desde el año 2000) de temperaturas, humedad, radiación, precipitación y velocidad y dirección del viento en la estación metereológica situada junto a las higueras de la Alquería de Morayma. La provincia de Granada cuenta con 14 estaciones meteorológicas. Contrastando los diferentes datos se demuestra que “Todo es posible en granada” donde, en la misma provincia en el mismo día se pueden disfrutar temperaturas de 20º en la Costa Tropical y los -10º en Sierra Nevada.

En la Alpujarra el verano es la estación mas laboriosa, durante la cual la gente vive dispersa en los campos; el invierno, por el contrario, es a estación mas desocupada con una vida comunal concentrada. Durante la primavera y el otoño la vida en el campo es intensa, siendo las dos estaciones mas bonitas de la Alpujarra. En esta zona del sur hay una gran diferencia entre las estaciones, variando la actividad humana fuertemente ligada a la naturaleza.

PRIMAVERA:

En marzo ya llega de lleno la primavera, se siente el calor del sol, los árboles ya brotaron y los almendros aún suelen conservar su flor: “Cuando marzo mayea, mayo marcea”. Recomienza la actividad agrícola mancajando las habas, sembrando patatas y guisantes y labrando las viñas.
El 6 de marzo aparecen las primeras golondrinas (después de unos días con un olor a primavera, y sintiendo una temperatura en el aire ya no tan fresca). Sin embargo, lo habitual es que aparezcan sobre el 23 de Marzo, aunque la primavera del 2008 se presentaron una semana más tarde.
Los gusanos de seda suelen nacer el 15 de marzo, para el día de San José, a la vez que brotan las hojas tiernas de las moreras, su alimento, en la Alquería de Morayma.

El 21 de abril llegan los abejarucos y salen las abejas y los lirios. Sin embargo en el 2002 los vencejos se adelantaron al 18 de febrero, poco frío hizo este invierno y poca nieve dejó en Sierra Nevada.

En el 2006, podríamos decir que la primavera llegó el 8 de marzo: Los almendros en flor (que se retrasaron) junto con los ciruelos, cubrieron todos los alrededores con un manto blanco y pronto los tiernos brotes salieron de cada uno de los arboles.
Sobre el 1 de abril disminuye el caudal del río, empezando a derivar el agua a las acequias para regar los cultivos de hortalizas recien trasplantadas desde las almácigas y dejando el cauce con poca agua.

VERANO:

Con las primeras cerezas comienza el verano. Entre agosto y sobre todo en septiembre con el calor, se produce la maduración de todos los frutos de la Alquería: uvas, almendras, higos, nueces, etc…
En agosto se sacan las parvas de trigo, se siega el centeno, se recogen las papas tempranas y los garbanzos. La vendimia la realizamos en Septiembre. La recolección de la uva se hace por la mañana y el prensado por la tarde después de una suculenta comida.
13 de Septiembre, incluso más tarde, se suelen ir las golondrinas, dejando un par de nuevos nidos durante su verano en la Alquería. y eso que aún hace calor, ya que las temperaturas de mediados de Septiembre se mantienen como mes de verano.
El verano del 2.003 fue uno de los veranos más calurosos de los que se recuerda hace muchos, muchos años. Hubo un par de días que el termómetro llegó como temperatura máxima a los 38,5 grados. Ya el 2004 refrescó y llovió.

OTOÑO:

Es la estación más famosa de la Alpujarra. En la Alquería de Morayma se colorean los chopos, arces, olmos, parras y castaños con amarillos y rojos intensos. La chimeneas se encienden y se asan “sartenás” de castañas. En los huertos aún quedan esquisitos tomates, pimientos, berengenas y calabazas, frambuesas y kiwis, habichuelas en la sierra y se recogen las almendras de los secanos. La tierra aún desprende su calor acumulado en verano y el fresco de la Sierra nos da en la cara sintiendo esta sensación dorada y mágica otoñal.

INVIERNO:

Durante mediados de diciembre algunos años llega a nevar en la misma Alquería, en el año 2009 hemos tenido tres buenas nevadas. Donde sí se ve la nieve es en las cercanas montañas que tenemos enfrente, desde Los Bérchules hasta las cumbres de Sierra Nevada.
En enero recogemos la aceituna y la molemos en la almazara para extraer el zumo de aceituna o aceite tan necesario y sabroso. En el huerto se ponen los ajos, “cada día que pasa de enero, pierde un ajo el ajero”.

Algunos años como el 2001 florecieron los almendros cuando pasaron los Reyes Magos por la Alquería (a principio del año), aunque su máximo esplendor suele ser en febrero. En esta fecha empiezan los primeros brotes de los árboles, de los olmos, fresnos y mimbres.
En marzo ya se ven las primeras plantas florecidas, la pimentera, los botones de oro, las cerrajas.
Lo contrario ocurrió en el invierno del 2003 que fue frío y lluvioso. Se llenó de nieve incluso la misma Alquería de Morayma. Aprovechamos para plantar una nueva hectárea de viña para uva tinta y, como cada año, numerosos árboles y arbustos.

Be Sociable, Share!

Diseño y programación: CalixSierra, Contenidos: Carmen Leal, Fotografía: Paloma Brinkmman y Mariano Cruz, Traducción: Miranda Ravetto. Política de calidad